Esperando a Skynet

Podcast y contenido en español sobre cine, ocio digital y nuevas tecnologías

Hay un brote del coronavirus en mi zona. Consejos y precauciones

Este artículo no pretender ser alarmista. Escribo desde mi propia experiencia en Hong Kong y Singapur. Si quieres saber más sobre el protocolo en tu zona es mejor que consultes la web del gobierno de tu país con información oficial de la última hora y protocolos activados. En este link tienes la información sobre el coronavirus del Ministerio de Sanidad de España.

Recuerdo a comienzos de los años 80 que cuando era pequeño íbamos en verano a visitar a mi tío médico a un pueblo en Cantabria profunda con apenas 100 habitantes. Era muy común que durante tormentas se fuera la luz. Casualmente casi siempre ocurría de noche. Lo primero que hacía mi familia era encender un mechero (algunos fumaban) que tenían en el bolsillo. Si no había mechero a mano, había que ir a la cocina en busca de cerillas. Tanteando se encontraban y luego ya sea con la cerilla o con el mechero, se buscaban velas, linterna o una lámpara de gas.  La cocina por aquel entonces era de butano, por lo que no necesitábamos de corriente eléctrica para poder cocinar.  En la nevera siempre había algo de comida, pero sobre todo siempre había productos en la despensa que no necesitaban de frio.  Salvo excepciones, la luz volvía a las pocas horas, pero en ocasiones la avería era muy grave y había que esperar un par de días. Más o menos nada cambiaba y por el día hasta el único el bar tienda estaba abierto o mi tío podía atender a los pacientes sin problema. Me dijeron que debido a la frecuencia de los cortes de luz siempre tenían pilas de repuesto, lampara, velas, cerillas y comida en la despensa para unos días.

40 años después dependemos de la energía eléctrica en nuestros hogares para casi todo. Si te quedas sin luz, lo primero que vas a maldecir es no poder conectarte a internet en casa y con suerte tirar de tu móvil. Igualmente, con el smartphone si es de noche podemos iluminar las habitaciones, pero seguramente no tengamos ni velas, ni cerillas, ni una lámpara de gas y si encontramos la linterna, tiene las pilas gastadas.  Por suerte los apagones no suelen durar mucho y cuando nos despertamos al día siguiente todo vuelve a la normalidad.

Imagina que la luz no vuelve al día siguiente, ni al siguiente y estás sin energía los 7 días de la semana.  Olvídate de cocinar o calentar alimentos.  Intenta no abrir la nevera o el congelador más de lo necesario. Vete al supermercado a comprar comida enlatada, verduras, frutas, pan y embutidos. Seguramente otros han tenido la misma idea que tú y las existencias están casi agotadas.  

Es una situación muy inusual y por eso la mayoría de los que vivimos en ciudades no pensamos que puede pasar.

Si estás viendo las noticias estos días sabrás que el mundo está al borde una pandemia por culpa del Coronavirus o Covid 2019. Desde finales de noviembre ha contagiado a más de 65.000 personas en China y unos cientos en otros países. En cuanto a los muertos, llevamos casi 3.000 a la hora de escribir este artículo.

En China, el país más afectado las medidas que se han tomado es la de cerrar las ciudades y ordenar cuarentenas a sus ciudadanos. Si te dicen que tienes que estar en tu casa al menos 14 días y te recomiendan no salir ni para ir al supermercado, lo primero que haces es ir a comprar provisiones para al menos 2 semanas. 

En Hong Kong, la ciudad donde vivo entró en una especie de pánico y la gente corrió al supermercado a comprar provisiones, pero sobre todo papel higiénico. Unos falsos rumores en las redes sociales alertaban de que las fábricas que fabrican este producto no iban a poder satisfacer la demanda debido a que sus trabajadores no podían ir a trabajar por culpa del coronavirus. Durante 2 semanas el papel higiénico ha estado prácticamente agotado en todos los supermercados y farmacias de la ciudad. La gente compró en exceso haciendo imposible que todos pudieran comprarlo. Eso ha provocado que muchas noches, miles de personas hayan tenido que hacer colas en los supermercados para poder comprarlo. Con las mascarillas ha ocurrido lo mismo. En Singapur también hubo algo de histeria y el arroz fue otro producto que se agotó durante un par de días.

Hace 2 días, el 22 de febrero, se ha producido un inesperado brote en la zona de Lombardía al norte de Italia, muy cerca de Milán. Decenas de personas han dado positivo del virus y ya hay casi 200 a la hora de escribir estas líneas. En las redes sociales se puede ver como los supermercados de Milán están con las baldas vacías. Especialmente comida congelada, papel higiénico, arroz, pasta y comida enlatada. En principio no hay razón para esta histeria, pero si nos ponemos en la peor situación posible puede que no sea una mala idea hacerse con provisiones. En los pueblos italianos donde ha surgido el brote, el gobierno ha decidido limitar las entradas y salidas de personas y ha pedido a los ciudadanos que estén el mayor tiempo posible en sus casas. Se han suspendido los partidos de fútbol e incluso los famosos carnavales de Venecia.

Todas estas situaciones que parecen de una película de ciencia ficción, están cogiendo desprevenidas a muchas personas y países.  En los medios hemos visto más de una vez noticias de huracanes y tormentas en Estados Unidos. Muchos ciudadanos tienen bunkers para protegerse con comida y recursos para varias semanas o incluso meses.  Incluso gente que no suele estar en zonas de riesgo tiene su propia habitación del pánico o almacén con todo lo necesario para sobrevivir el apocalipsis.

Si miramos en Amazon vemos que los kits de comida y supervivencia son algo habitual. En mi caso casi nunca me había planteado tener una reserva especial de víveres para eventualidades o catástrofes.

La primera vez fue hace unos años cuando vivía en Madrid. En diferentes medios de noticias científicas y del espacio alertaban de una posible tormenta solar que podía afectar las telecomunicaciones y los aparatos eléctricos a gran escala. Esas tormentas solares se han producido a lo largo de la historia, pero su incidencia en el pasado no era tan importante como en la actualidad donde todo depende de la electricidad.  Por si acaso me compré varias garrafas de agua y algo de provisiones para 1 semana. Por suerte no ocurrió nada, aunque si se detectaron grandes tormentas solares, pero no hubo apenas incidencias en la tierra.

Cuando me mudo a Hong Kong el año pasado, durante el mes de junio comienzan una ola de protestas y altercados contra el gobierno, que han dejado a la ciudad sin temblando. Hablando con locales y en foros de internet descubro que bastante gente tiene provisiones en casa para 3 meses. Puede que no lo recuerdes, pero antes del coronavirus hubo una importante pandemia en 2003 y 2004 llamada SARS. Hubo 8.000 infectados y 800 muertos, 300 de ellos en Hong Kong. El Coronavirus ha dejado de momento 78 infectados y 2 muertos, pero el miedo está ahí. Pero meses antes de que llegara el virus, durante las protestas, hubo algunos supermercados vandalizados y un miedo constante a que el Ejercito de Liberación iba a tomar el control de la ciudad con toques de queda y limitaciones de movimiento.

No tuvo que convencerme nadie y en julio fui varios días a los supermercados a realizar unas compras escalonadas de provisiones.  Estuve mirando en Internet y preguntando a la gente. Esto es una lista aproximada de lo que compré. (Estos días me encuentro en Singapur y no puedo haceros foto ni confirmar todos los productos). Esta lista es optativa y depende de cada persona o familia.  No tienes que seguir lo que hecho yo. Puede que en España no haya un brote e incluso de haberlo no sea tan grave.

  • Al menos 10 paquetes de pasta de 500gr
  • Frutas y verduras en conserva. Se pueden comer directamente del envase y proporcionan los nutrientes que se obtendrían de si lo compráramos fresco. Frutas al menos una porción por día. 10 latas mínimo de cada. No incluyo latas de tomate para combinar con otros platos como pasta.
  • Mantequilla de cacahuete. Tiene un alto contenido en energía y proteínas. 1 tarro para cada mes.
  • Frutos secos. Fuente de energía y vitaminas. Se conservan durante largo tiempo. Echad un vistazo a la fecha de caducidad. 3 Kg.
  • La leche pasteurizada no perecedera y la leche en polvo, fuente de calcio y vitamina D. Puedes almacenarla fuera de la nevera durante mucho tiempo.
  • Galletas saladas, crackers. El pan por desgracia no aguanta mucho tiempo. Puedes congelarlo o ponerlo en la nevera, pero al menos puedes compaginarlo con las galletitas. Tienen nutrientes y sacian el hambre, además de ser sustituto del pan en las comidas.
  • Al igual que la leche, zumo en lata o envases al vacío. Se pueden conservar en la despensa durante meses. En mi caso me gustan más los zumos que las frutas, por lo que compré 10 litros de zumo de naranja, manzana, y multifrutas.
  • Pescado en lata (sardinas, bonito, atún). Compré bastantes, 20 latas por lo menos.
  • Spam. Es carne una especie de jamón enlatado. Está precocinado por lo que no necesitas calentarlo. 10 latas.
  • Cereales y barritas energéticas. Barritas al menos compré unas 30. Me da para comer medía barrita cada día y tener para 2 meses.
  • Arroz. Otro imprescindible. Aquí en Asia es el sustituto del pan. Venden sacos de 5 kilos y de más.
  • Hay latas de cocido con legumbres, pollo enlatado ya cocinado que aguantan bastante tiempo. En todo caso las legumbres frescas en tarros aguantan semanas.
  • Sopas de sobre o enlatada. No son lo más sabroso, pero sacian el apetito y algunas marcas tienen productos bajos en sodio.
  • Agua embotellada. Si bebes agua del grifo no es necesario.
  • Si tienes bebés en casa, tarros de comida en polvo.
  • Bebidas deportivas, tienen doble función, hidratarnos y proporcionar energía. Haz sitio a unas latas de aquarius o Gatorade.
  • En las tiendas especializadas o en la farmacia puedes comprar vitaminas. Suelen ser tarros grandes con suficientes pastillas para semanas.
  • Papel higiénico. Por experiencia, es lo primero que se acaba.
  • Toallitas desinfectantes y gel higienizador. También agotado en todos los lados. La suerte es que en los sitios públicos siempre tienen un frasco para que cualquiera pueda lavarse las manos.
  • Mascarillas. Para andar por la calle no son necesarias. Si estas con resfriado, etc sirve para no contagiar a otros, pero a no ser que tengas una N95, las normales son poco útiles para evitar la entrada del coronavirus en tu boca o fosas nasales. Solo las uso para viajar en avión, aeropuertos.etc.
  • Pilas, linterna, velas, cerillas. Pues no se va a ir la luz por el coronavirus, pero siempre hay que tenerlas en un cajón.
  • Medicinas: Ibuprofeno, paracetamol, pastillas para la diarrea, etc
  • Un termómetro.
  • Detergente para lavar la ropa, puede que necesitemos hacer coladas extra.
  • Jabón para lavarte las manos especialmente.

Como he dicho antes, esta lista es opcional. Varios productos que he puesto no les presté atención el año pasado como el papel higiénico o los geles limpiadores.

Lavarse las manos es fundamental

Otros consejos en el caso de que haya un brote en tu población:

  • Lavarte bien las manos cuando llegues a casa, en el trabajo o comas fuera. Siempre que toques una superficie, tus manos van a la cara, nariz, ojos o boca. Es ahí donde puedes contagiarte. Solo por la piel no entra el coronavirus. Si tienes un gel limpiador contigo, mucho mejor. Ten un par de repuesto en casa.
  • Evita los baños públicos. Se ha reportado que el coronavirus se puede transmitir por las heces y por lo tanto un baño público no suele ser el sitio más limpio, porque la gente no tira de la cadena, o queda suciedad. Si puedes evitarlo mejor. De hecho, en nuestro edificio en Hong Kong tenemos un cartel en el ascensor con varios consejos. Uno de ellos es tener las tuberías y el WC limpio, así como tener siempre la cisterna llena y tirar de ella con la tapa bajada para no salpicar.
  • Intenta evitar en la medida de lo posible el contacto con otras personas. Una comida, una cerveza en el bar puede ser una situación de riesgo. Estás muy cerca de otras personas que tosen, estornudan o simplemente sueltan gotitas de saliva al hablar que, aunque no las aprecies pueden ir a tus fosas respiratorias. Se cree que muchos de los infectados en el crucero de Yokohama se contagiaron en los restaurantes.  Dar la mano, 2 besos, puede parecer extremo, pero van a ser un par de semanas. Para que correr un riesgo innecesario.
  • El virus tarda una media de 14 días en incubar. Hay personas infectadas que no presentan síntomas y pueden infectar a otros. Incluso aunque hayas estado infectado y te cures, puedes volver a contagiarte.
  • No vayas a misa. Muchos de los brotes en Corea o en Singapur se han dado en congregaciones religiosas.
  • Estamos en una situación impredecible con la segunda oleada de contagios o brotes de segunda generación. Son personas que no han viajado al extranjero ni han estado en contacto con gente que ha viajado.
  • Si te toman la temperatura en un sitio público no deberías negarte a ello, si lo haces puedes poner en riesgo no solo a ti, sino a otros.  En Singapur me toman la temperatura cada vez que entro al hotel, en el metro, centros comerciales.  Si crees que tienes los síntomas lo mejor es que llames a tu centro médico o al 112 y allí sabrán el protocolo de actuación.

En estas situaciones hay que actuar con sentido común, en el peor de los casos si no estamos infectados es pasar 2 semanas en casa. Tengo amigos en Hong Kong con hijos que tienen que trabajar en remoto y el niño no tiene colegio.  Llevan así todo el mes y tendrá que estar posiblemente otras 3 semanas más.  Yo he estado las 2 primeras semanas en Singapur saliendo solo para ir a comer o pidiendo la comida a domicilio.

Los gobiernos todos dicen que están preparados, pero mira lo que ha pasado en países avanzados como Japón, Corea del Sur y ahora Italia.  Cuando dicen que están preparados no es para prevenir el brote, porque es algo impredecible como he explicado antes, pero si contenerlo lo más rápido posible.   En España por suerte de momento no ha habido ningún brote, pero no es imposible que uno de los infectados haya viajado a España recientemente o haya estado en contacto con un español. En los próximos 14 días habrá que estar muy atentos a lo que pasa en Europa.

Puedes contactarnos en contacto@terraformingmedia.com. Si te gusta este proyecto, puedes colaborar suscribiéndote a nuestro patreon. De esta manera nos ayudas a mejorar y aumentar la creación de contenido. Puedes hacer tu  donación aquí:

1 comment on “Hay un brote del coronavirus en mi zona. Consejos y precauciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad