Destino Hong Kong

Noticias,podcast, guías y curiosidades de la ex colonia Británica. Hong Kong es una ciudad única en el mundo.  

Hong Kong bloqueada. Contamos lo ocurrido en las protestas del 24 de mayo

Tras la imposición por parte de China de la Ley de Seguridad Nacional para Hong Kong el pasado viernes, se esperaba un fin de semana lleno de protestas. Hubo que esperar hasta el domingo al mediodía para ver de nuevo conocidas escenas de la policía de Hong Kong disparando proyectiles de gases lacrimógenos y radicales bloqueando las carreteras.

En las redes sociales no se hablaba de otra cosa. Ya había programadas concentraciones para protestar por la ley del himno nacional chino, pero tras la sorpresa que dejó el congreso nacional del Partido Comunista el jueves a la noche, los organizadores tuvieron que cambiar rápidamente los planes.

Hong Kong sigue con medidas preventivas por el coronavirus y de momento hasta el 4 de junio no pueden juntarse grupos de más de 8 personas. Esto posiblemente hizo que muchos ciudadanos no acudieran a la protesta programada para ayer domingo 24 de mayo a las 13 horas. También que la concentración no estaba autorizada y la gran presencia policial. A pesar de los impedimentos, miles de personas fueron hasta Causeaway y Wan Chai, pero muy lejos de los números que tuvimos en julio del año pasado con más de 1 millón de personas en las calles.  Es de suponer que cuando las medidas de prevención del coronavirus se levanten, la ciudadanía pueda expresar en libertad su protesta sin temor a que la policía la detenga.

La red del tranvía cortada. Foto: Terraforming Media

Terraforming Media acudió a la cita para reportar en directo desde Twitter lo que sucedía en las calles. Ya en la zona de Central había policía patrullando. Cogimos el tranvía y al entrar en Wan Chai ya no pudimos avanzar pues estaba la carretera cortada.

Más tranvías parados. Foto: Terraforming Media

Decenas de patrullas de antidisturbios y furgonetas estaban a lo largo de la calle Hennesy Road y aledaños. Igualmente, muchos periodistas con sus chalecos amarillos y sus máscaras de gas. Algunos policías también llevaban intimidantes máscaras de gas y diverso armamento, lo que producía una sensación de estar a punto de asistir a una batalla y no a una manifestación.

La táctica de algunos alborotadores es la de tirar objetos en medio de las calles, no siempre las principales, sino las menos transitadas donde no hay presencia policial. Basta una papelera, unos conos o unas vallas para cortar el tráfico rápidamente y salir corriendo a otra calle para hacer lo mismo.

La táctica de la policía de Hong Kong es intimidar y esperar. Esperan a que algún manifestante les tire objetos o simplemente corten una calle. A veces no hacen nada y en otras ocasiones actúan rápidamente para interceptar a los activistas. En mi caso ayer concretamente no vi nada más que los chavales tirar cosas en la carretera. Obviamente he podido ver vídeos y fotos de otros medios donde alguno tira objetos a la policía, pero repito, las fotos que acompañan el artículo o los vídeos que he subido a youtube es lo que mi cámara recogió.

Un polícia antidisturbios con una de sus armas. Foto: Terraforming Media

Varios medios reportan de que un abogado de Hong Kong recibió una paliza por parte de unos radicales por discutir con ellos. La asociación de abogados ha condenado el incidente. Desde Terraforming Media no apoyamos el uso de la violencia y Hong Kong si quiere ser una democracia tendrá que aprender a respetar a los que piensan diferente.

Bandera Azul: Foto Terraforming Media

Según pasaban las horas, más gente se acercaba a la zona caliente para ver lo que pasaba. En una de las ocasiones los antidisturbios sacaron la señal negra de gas lacrimógeno. Me metí a una bocacalle y esperé a que lanzaran las granadas de gas. Al explotar varias personas empezaron a correr. A los pocos segundos pude notar el olor del gas, aunque no me afecto a los ojos o a la nariz. Por si acaso me alejé un poco más y me resguardé en una tienda. Un joven llegó con los ojos rojos y llorosos. Fue atendido por los voluntarios de primeros auxilios. En la calle, una joven filipina también estaba con los ojos afectados.  De hecho, la mayoría que estaba en esa calle eran vecinos o transeúntes que estaban pasando la tarde del domingo. Hay un mercado callejero lleno de puestos de verduras, frutas, carne y pescado que fueron rociados por el gas.  En mi opinión es una imprudencia por parte de la policía pues no vi una situación de peligro donde fuera necesario tirar gas lacrimógeno.

Una joven hace un graffiti en la carretera. Foto: Terraforming Media

En un par de ocasiones tuve que correr detrás de la policía para ver de cerca como intentaban capturar a algún manifestante, pero hay tal número de reporteros que a veces es muy difícil ver lo que pase cuando se amontonan todos juntos.

Si pude ver con detalle como la policía retuvo a una veintena de personas al azar para registrarles las mochilas, cachearles y pedirles la documentación.  En el vídeo se puede observar como el primer joven solo tiene un paraguas y una camiseta.  No pude grabar más porque un policía me pidió por favor que me retirara de donde estaba.

Después de varias horas de correr y andar de un lado a otro, el cansancio pudo conmigo y además que no ocurría nada nuevo, decidí retirarme.  Al final la jornada acabó con casi 200 detenidos, algún herido y Hong Kong en las portadas de toda la prensa internacional con el mensaje de que las protestas vuelven con fuerza y que este verano puede ser incluso peor que el anterior.

Cacheos aleatorios. Foto: Terraforming Media

Estados Unidos y El Reino Unido han advertido a China de que van a mirar con lupa lo relativo a la ley de seguridad y a las posibles injerencias del principio 1 país 2 sistemas. De momento la concreción de la ley es un misterio. El gobierno de Hong Kong tiene que legislar los detalles de la ley y parece que están abiertos a recibir feedback por parte de los residentes, aunque es improbable que tomen en cuenta estas consideraciones.  Todos los países cuentan con leyes de seguridad nacional, incluso la vecina Macao tiene una.

Carrie Lam rodeada de su gabinete. Foto: Terraforming Media

Carrie Lam aseguró el viernes en rueda de prensa que la nueva ley no cambiará las libertades de las que goza Hong Kong. (Libertad de expresión, de prensa, de manifestación). Dijo que la ciudad será más segura y atractiva para los inversores y empresas internacionales.  Terminó diciendo que solo unas pocas personas se verán afectada por esta nueva ley y que la mayoría de la población no tiene nada que temer. Se puso énfasis a los grupos radicales y a los independentistas.  La credibilidad de Carrie Lam está por los suelos, y dijo que no se iba a rendir a pesar de las críticas y las protestas. Las caras de algunos miembros de su partido eran un poema en la rueda de prensa. Por mucho que jurara que el principio de 1 país 2 sistemas sigue vigente, la realidad es que la implantación de la ley en el Anexo III por parte de China, rompe el trámite parlamentario que cualquier ley debe tener. Y ellos lo saben, pero no pueden o quieren confrontarse al Partido Comunista Chino. 

El mensaje en la opinión pública internacional es que Hong Kong no es una ciudad autónoma y la Ley Básica no tiene vigencia. Ya hay voces que alertan de que en los próximos meses, Hong Kong puede sufrir una perdida de empresas, capitales y ciudadanos.  Mucho nos tememos que la estabilidad que la ciudad necesita no va a alcanzarse por medios pacíficos.

Terraforming Media es un medio de información digital, independiente, gratuito y sin  publicidad. Con tu apoyo nos ayudas a seguir creciendo y a mejorar.

A continuación os dejamos las diferentes opciones para realizar las donaciones. Muchas gracias. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad