Destino Hong Kong

Noticias,podcast, guías y curiosidades de la ex colonia Británica. Hong Kong es una ciudad única en el mundo.  

El partido comunista Chino ordena, Zoom obedece

Zoom, la aplicación de videoconferencias que ha ganado popularidad durante la pandemia del coronavirus está envuelta en una nueva polémica.  Primero fueron los fallos de seguridad, falta de encriptación de las llamadas y otros problemas técnicos que hizo que algunas empresas y gobiernos desaconsejaran usar la aplicación.  La compañía ha oído las críticas y ha hecho una serie de mejoras los últimos meses.  Sin embargo, la compañía ha vuelto a estar en el punto de mira tras suspender temporalmente 3 cuentas de activistas que realizaron eventos en la app relacionados con el aniversario de la masacre de Tiananmen.

La primera cuenta cerrada fue la del activista Lee Cheuk Yan, uno de los organizadores de la vigilia de Tiananmen en Hong Kong. En mayo tenía previsto organizar un evento online sobre la ley de extradición en Hong Kong, pero se dio cuenta de que no podía entrar en la app.  A pesar de que compró una suscripción, su cuenta parecía bloqueada.

Otro activista, Zhou Fengsuo, si pudo organizar el acto en conmemoración por Tiannanmen el 4 de junio, pero unos días después su cuenta fue cancelada. La videoconferencia congregó a cientos de personas de diferentes países. China, Estados Unidos entre otros.  El activista contactó a Zoom para intentar reactivar su cuenta, pero no obtuvo respuesta.

La noticia salió a la luz y corrió como la pólvora en las redes sociales y medios. Zoom rápidamente restauró las cuentas ayer mismo, diciendo que la causa del bloqueo fue porque tenían que cumplir con las leyes locales, pero no especificaban de que país. Los rumores hablaban de que el Partido Comunista Chino estaba detrás de todo esto, pero faltaba confirmación. Hay que reseñar que Zoom está disponible en China, a pesar de que otras aplicaciones y redes sociales están bloqueadas en el país asiático.

Ante la presión de los medios y las redes sociales, Zoom ha publicado hace unas horas una nota de prensa explicando lo sucedido.

  • “En mayo y principios de junio, el gobierno chino nos notificó acerca de cuatro grandes reuniones públicas de conmemoración del 4 de junio en Zoom.
  •  El gobierno chino nos informó que esta actividad es ilegal en China y exigió que Zoom cancele las reuniones y las cuentas de los anfitriones.
  • No proporcionamos ninguna información del usuario o contenido de la reunión al gobierno chino
  • Para una de las reuniones, a pesar de que las autoridades chinas exigieron que tomáramos medidas, decidimos mantener la reunión sin molestias porque no tenía participantes de China continental.
  • Para dos de las cuatro reuniones, un equipo de Zoom con sede en los EE. UU. Revisó los metadatos de la reunión (como las direcciones IP) mientras la reunión estaba en progreso, y confirmó un número significativo de participantes de China continental.
  • Para el último evento, el gobierno chino nos mostró el link al mismo en las redes sociales. Se trataba de conmemorar a los fallecidos en Tiananmen el 4 de junio. Se nos  exigió que tomáramos medidas. Las autoridades chinas también nos notificaron de una reunión previa bajo esta cuenta que consideraron ilegal. Un equipo de Zoom con sede en Estados Unidos confirmó la asistencia de los participantes de China continental en esa reunión previa.
  • Zoom actualmente no tiene la capacidad de eliminar participantes específicos de una reunión o impedir que los participantes de un determinado país se unan a una reunión. Como tal, tomamos la decisión de finalizar tres de las cuatro reuniones y suspendimos o cancelamos las cuentas de los organizadores de las tres reuniones.

Desde Zoom admiten que cometieron 2 errores en la gestión de los requerimientos del gobierno Chino.

  • Suspendimos o cancelamos las cuentas de host, una en Hong Kong y dos en los EE. UU. Hemos restablecido estas tres cuentas de host.
  • Cerramos las reuniones en lugar de bloquear a los participantes por país. Actualmente no tenemos la capacidad de bloquear a los participantes por país. Podríamos haber anticipado esta necesidad. Si bien habría habido repercusiones significativas, también podríamos haber mantenido las reuniones en funcionamiento.

A raíz de estos errores, estas son las medidas que van a tomar.

  • En el futuro, Zoom no permitirá que las solicitudes del gobierno chino afecten a nadie fuera de China continental.
  • Zoom está desarrollando tecnología en los próximos días que nos permitirá eliminar o bloquear a nivel de participante según la geografía. Esto nos permitirá cumplir con las solicitudes de las autoridades locales cuando determinen que la actividad en nuestra plataforma es ilegal dentro de sus fronteras; sin embargo, también podremos proteger estas conversaciones para los participantes fuera de las fronteras donde se permite la actividad.

Básicamente Zoom viene a decir que seguirá siguiendo las órdenes del partido comunista y que cerrará las conversaciones que el gobierno Chino estimen ilegales. La libertad de expresión no existe en China y esto es otra muestra de ello. Ningún otro país democrático tomaría medidas si hay un evento de este tipo. Hay multitud de plataformas de videoconferencia y de streaming donde miles de personas se conectan para seguir un evento y por lo general no suelen trascender noticias de este tipo.  Todas las redes sociales tienen que cumplir las leyes locales. Por ejemplo, Facebook ha retirado páginas en Singapur a petición de su gobierno. O Australia ha legislado para que se pueda juzgar a los ejecutivos de las redes sociales donde se retransmitan crímenes.

A pesar de que Zoom ha restaurado las cuentas y permitió alguna de las conferencias, va a tener difícil recuperar la confianza de muchos consumidores que no están a gusto con los actos de la dictadura comunista. En Hong Kong por ejemplo, hay un gran sentimiento en contra del partido comunista Chino. En las redes sociales se han visto mensajes de boicot a Zoom por plegarse al gobierno Chino.  

A nivel de experiencia de usuario, Zoom se ha adelantado a sus competidores por su sencillez de uso. Incluso actores experimentados como Skype se han visto relegados hace tiempo por ejemplo con Whatsapp que permite videoconferencias de hasta 4 personas simultáneamente. Google ha reaccionado tarde renovando su hangout para 100 personas de manera gratuita, pero su aplicación ha sido criticada por consumir muchos recursos del ordenador.

Lamentablemente este tipo de medidas cada vez van a ser más habituales en todas las aplicaciones de internet, que lejos de crear confianza, implican que el usuario es vigilado, monitorizado y expulsado de la conversación sin previo aviso.  Al final no quedará otra que recurrir al uso de VPN y aplicaciones que igual no son tan buenas a nivel técnico como Zoom, pero que están fuera del alcance de gobiernos y censuras.

Foto de portada: RebelPepper

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad