Destino Hong Kong

Noticias,podcast, guías y curiosidades de la ex colonia Británica. Hong Kong es una ciudad única en el mundo.  

Redada en Hong Kong contra el periódico Apple Daily. Su dueño, Jimmy Lai, detenido.

La redacción del popular periódico de Hong Kong, Apple Daily ha tenido una visita inesperada la mañana del 10 de agosto. Alrededor de 200 policías han hecho una redada y han detenido a varios trabajadores del tabloide, entre ellos su director y dueño, Jimmy Lai, sus dos hijos y cuatro redactores jefes.   Con la nueva ley de seguridad en la mano, se le acusa de interferir con fuerzas extranjeras, aunque de momento no se han demostrado las acusaciones.

La policía acordonó todo el cuarto piso del edificio, que albergaba los departamentos de secretaría, finanzas y recursos humanos de Next Digital.  Los empleados rechazaron la demanda de los oficiales de examinar los datos y archivos del servidor de Next Digital. Los abogados en el lugar dijeron que esos registros contenían material de noticias que no estaba cubierto por la orden judicial.

Se retiraron decenas de cajas que contenían documentos y hardware informático. El activista Joshua Wong dijo que los arrestos y la redada estaban relacionados con las sanciones estadounidenses impuestas a funcionarios de Hong Kong y China continental el viernes.

Las acciones han subido un 183%

La empresa matriz de Apple Daily,  Next Digital, la cual  cotiza en la bolsa de Hong Kong,  ha tenido una fuerte subida tras conocerse los graves hechos. Un apoyo de los inversores a Jimmy Lay y su periódico que llevaba con problemas financieros desde hace varios meses.

Una de las famosas portadas del Apple Daily

Su línea editorial criticando al Partido Comunista y apoyando a los partidos Prodemocracia de Hong Kong y las protestas en contra del gobierno, no gustaba nada en Pekín y en Hong Kong, que presionaron a varios anunciantes para que dejaran de utilizar el periódico para publicitarse. Eso hizo que los ingresos financieros decayeran y tuviera que buscar otras formas de obtenerlos. Subscripciones digitales, programas de afiliados, y sobre todo ampliar contenido e incluso sacar una edición en inglés para obtener lectores internacionales.

Jimmy Lai ya tenía causas pendientes abiertas por participar y organizar asambleas ilegales el año pasado y este 2020. De hecho, el dueño del periódico ya dijo en reiteradas ocasiones que no tenía miedo de ir a la cárcel y que no iba a abandonar Hong Kong. Especialmente cuando promulgaron la ley de seguridad nacional, Jimmy creó una cuenta en Twitter donde escribe en inglés donde ha estado muy activo criticando las medidas del gobierno hongkonés y comunista e igualmente llamando la atención de políticos internacionales del Reino Unido o Estados Unidos. En algunas intervenciones en Televisión ha pedido la ayuda del gobierno de Donald Trump e incluso le puso en portada cuando el presidente de los Estados Unidos anunció que dejaba de considerar a Hong Kong territorio autónomo de China.

La policía de Hong Kong en la sede del periódico. Foto: Apple Daily

La orden judicial no incluye registrar material de los periodistas, aunque han circulado imágenes de policías rebuscando en los cubículos de algunos reporteros.

La nueva ley de seguridad nacional tiene en su artículo 29 la descripción de los hechos punibles por interferencia de fuerzas extranjeras. Un delito que puede conllevar cadena perpetua.

Artículo 29

  • Una persona que robe, espíe, obtenga con pago o proporcione ilegalmente secretos de Estado o inteligencia sobre seguridad nacional para un país extranjero o una institución, organización o individuo fuera del continente, Hong Kong y Macao de la República Popular de China.
  • Una persona que o conspira con un país extranjero o una institución, organización o individuo fuera del continente, Hong Kong y Macao de la República Popular de China, o recibe directa o indirectamente instrucciones, control, financiación u otro tipo de apoyo de un país extranjero o una institución, organización o individuo fuera del continente, Hong Kong y Macao de la República Popular de China,
  • (1) librar una guerra contra la República Popular de China, o usar o amenazar con usar la fuerza para socavar gravemente la soberanía, la unificación y la integridad territorial de la República Popular de China;
  • (2) perturbar gravemente la formulación y aplicación de leyes o políticas por el Gobierno de la Región Administrativa Especial de Hong Kong o por el Gobierno Popular Central, lo que probablemente cause graves consecuencias;
  • (3) manipular o socavar una elección en la Región Administrativa Especial de Hong Kong, lo que probablemente cause graves consecuencias;
  • (4) imponer sanciones o bloquear, o participar en otras actividades hostiles contra la Región Administrativa Especial de Hong Kong o la República Popular de China; o
  • (5) provocar por medios ilícitos el odio entre los residentes de Hong Kong hacia el Gobierno Popular Central o el Gobierno de la Región, lo que probablemente tendrá graves consecuencias.
  • La persona que comete el delito será condenada a una pena de prisión de duración determinada no inferior a tres años ni superior a diez años; La persona que cometa un delito de carácter grave será condenada a cadena perpetua o prisión de duración determinada no inferior a diez años.
  • La institución, organización e individuo fuera del continente, Hong Kong y Macao de la República Popular China a que se refiere el primer párrafo de este artículo serán condenados y sancionados por el mismo delito.
Redada en la redacción.Foto: Apple Daily

Los medios internacionales se han hecho eco de la noticia y las organizaciones de periodistas de Hong Kong han condenado la acción diciendo que es un ataque a la libertad de prensa y de expresión. El club de corresponsales extranjeros en Hong Kong ha dicho lo siguiente:

Los arrestos y la redada en la sala de redacción son un asalto directo a la libertad de prensa de Hong Kong y señalan una nueva y oscura fase en la erosión de la reputación mundial de la ciudad. Los acontecimientos de hoy despiertan la preocupación de que tales acciones se estén utilizando para borrar las libertades básicas en Hong Kong.”

Hong Kong no tiene un sistema de acreditación de prensa, que ha sido una de las características distintivas de su papel como bastión de la libertad de prensa en Asia. En ausencia de un sistema de acreditación, parece que algunos agentes de policía están sustituyendo su juicio sobre qué medios de comunicación consideran “amigables” y se les permite cubrir reuniones informativas importantes, y qué medios pueden bloquear”.

Ahora queda esperar en como se desarrolla el proceso judicial. El caso puede ser llevado a los tribunales de China continental o puede ser juzgado en Hong Kong con los magistrados que se eligieron para llevar casos relativos a la ley de seguridad nacional.  

En Terraforming Media hemos hablado con un compañero del Apple Daily y nos ha dicho que a pesar de que la acción de la policía, el periódico sigue trabajando. Muchos periodistas se encontraban teletrabajando debido a las restricciones por el coronavirus, por lo que en la redacción no había mucha gente.

Todos los medios y periodistas que trabajamos en Hong Kong estamos preocupados desde que se puso en vigor la ley de seguridad nacional. Las organizaciones de prensa han pedido a Carrie Lam que concrete en que afecta a los periodistas la nueva ley, ya que muchos artículos dan pie a diferentes interpretaciones. La jefa del ejecutivo se ha negado a responder. Solo dijo “si los periodistas no vulneráis la ley, yo no iré a por vosotros”.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad