Destripamos el brazalete que te vigila durante la cuarentena en Hong Kong

Tras 2 semanas sin salir de mi casa en Hong Kong, por fin puedo decir que soy “libre”. Hacer el confinamiento en casa está muy bien, no quiero pensar si hubiera tenido que estar en una habitación de un hotel o en un centro de cuarentena . No se me ha hecho duro. Es difícil aburrirse y aparte soy una persona que suele trabajar y estar metido en casa mucho tiempo habitualmente.

Con respecto al control de la famosa app y el brazalete, la experiencia no ha sido muy llevadera. Según llegué del aeropuerto tuve que configurar la app “stay at home safe”. La app te pide que camines por toda la casa durante un minuto, escanear el brazalete y esperar.

El primer día estuvo tranquilo pero el segundo, la app comienza a vibrar y sonar a las 9 de la mañana. Al mirar la pantalla veo un aviso que dice “Tienes 25 segundos para escanear el código QR de tu brazalete, no salga de casa”.  Escaneo el brazalete acercando el mismo a la cámara del smartphone y deja de sonar con un mensaje de agradecimiento.

Mi sorpresa llega cuando a los 40 minutos la app comienza a sonar de nuevo pidiendo que haga lo mismo. Empiezo a pensar si hay algo mal configurado o es lo habitual los primeros días. No podía imaginar que iba a tener que estar pendiente del móvil todo el día hasta la hora de irme a dormir. Al menos 10 veces de media me ha sonado todos los días. Solo 2 veces no he llegado a tiempo de escanear el brazalete pues estaba en la ducha y la otra vez no lo escuché a tiempo.

Esa batería seguro que dura mucho tiempo

Más sorprendente fue cuando el día 10 de la cuarentena oigo que llaman a la puerta. Abro y me encuentro 2 oficiales o policías preguntando por mi nombre y mi DNI. Les muestro mi DNI de Hong Kong, lo miran y apuntan algo en un cuaderno. Me miran varias veces y la foto para comprobar que soy yo. Finalmente me devuelven el DNI y me dicen “no salgas de casa, estás en cuarentena hasta el lunes”. Les contesto que no me he movido de casa desde que llegué del aeropuerto.

Casualmente desde esa visita, la app apenas me notificó un par de veces ese día. Los días restantes si que volví a la rutina de escanear el QR varias veces.

Ayer domingo, recibí un SMS avisando de que mi cuarentena finalizaba a las 12 de la noche y que a partir de ese momento puedo desinstalar la app y cortar el brazalete.

He esperado hasta esta mañana para hacerlo, pero no sin antes satisfacer mi curiosidad. Con unas tijeras he cortado poco a poco los bordes del plástico del brazalete para poder acceder a su interior. Lo que me he encontrado es un chip conectado a una batería y una banda de plástico con un sensor a lo largo.

Eso quiere decir que los dos polos de la banda están conectados y detectan si te quitas o cortas el brazalete antes de tiempo. En cuanto al chip y la batería no tengo mucha idea, así que he tenido que buscar en internet información.

El gobierno de Hong Kong hizo público los datos de las compañías que hacen el brazalete por un lado y la app por el otro. Incluso la jefa del ejecutivo Carrie Lam hizo una visita a la fábrica.

El chip tiene un sensor bluetooth y GPS que detecta las señales de telecomunicaciones de tu casa. (Wifi, bluetooth y otras que puedas tener). Cuando te piden que andes un minuto por todas las habitaciones es para hacer un “mapa virtual” de tu apartamento detectando donde están esas señales, su potencia, distancia etc. Si por ejemplo me voy de casa a la calle, el dispositivo del brazalete empezará a detectar otras señales y no las que tenía configuradas por defecto. En ese momento manda una alerta a la policía y es cuando pueden multarte.

Los creadores de la app aseguran que no se da información personal. El brazalete y la app no saben dónde vives (aunque esa info si se la das al gobierno de Hong Kong cuando llegas al aeropuerto), lo único que detecta son las señales de tu casa.

No dudo de que esto sea así y no he leído a nadie que diga lo contrario. Por si sirve de ayuda estos son los permisos que tuve que activar en el móvil: GPS, bluetooth, wifi, llamadas, foto. No he apagado el móvil en 14 días ya que así me lo pidieron.

Podéis ver las fotos del chip y del brazalete. Si estáis interesados en el tema o veis algo sospechoso/curioso os puedo mandar más fotos detalladas. Podéis contactarme en Twitter, en los comentarios o en la pestaña de contacto de la web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad